miércoles, 6 de julio de 2011

Despabílate amor


Por qué dejar que te usen como mascarón de proa para dificultarnos a todas el acceso a nuestros derechos…
Por qué dejarte fotografiar la panza, involucrando también a tu futura hija…
Por qué permitir que las fotos sean de alto contenido erótico cuando la cuestión aparenta ser otra…
Por qué expresión de placer mezclada con sangre, lágrimas y jeringas…
Por qué siempre, una y otra vez, en el lugar de cosa deseable…
Por qué escandalizar no para producir cambios sino para perpetuar la subordinación de las mujeres…
Por que tanto berretín por figurar, caiga quien caiga…
Si cuando comienzan a caer las fichas de este dominó horroroso al que le pusiste el cuerpo, las primeras dos llevan tu nombre y el de tu hija…
Por qué permitirle a una diputada proxeneta usar tu imagen…
Por qué no manifestar tu opinión respecto del aborto de una manera respetuosa para con todas las mujeres…
Por qué no informarte antes…
Por qué elegís desinformar mostrando un posible aborto practicado a los ocho meses de gestación…
Por qué no dejar de lado tu síndrome de Estocolmo y alguna vez plantarte y decirle que no a los voceros del patriarcado…
Por qué instalar un debate de farándula en torno a un asunto tan sensible para nosotras…
Por qué legitimar a los sectores para los que –sin dudas- representas una mujer inconveniente…
Querida Natalia Fassi: las demás inconvenientes, las demás cosificadas, las demás prostituidas, las demás que sufrimos violencia, las demás que estamos hartas de que nuestros derechos sean debatidos, las demás que agradecemos que finalmente la iglesia nos haya reconocido como seres con alma, las demás que peleamos para que no se nos mate como perras te esperamos con los brazos abiertos para que sumes tu cuerpo a los nuestros en la lucha. Los que te pagaron por esas fotos no lo valorarán. En pocos meses conseguirán a cualquier otra mujer joven para vampirizar y descartar. Nosotras, te doy mi palabra, no lo haremos.
Despabílate, amor.

1 comentario:

Mrs.Jones dijo...

Gracias por ponerle palabras a mi impotencia!
Me sorprendi gratamente al encontrar tu blog, ojala mas mujeres sensatas encontraran el espacio para hacerse oir en nuestro pais!
Abrazo,
Cynthia.